LUNES 20.05.2019
Whatsapp: (221) 571.0138
Últimas noticias  
Cultura | Memoria y balance de un metalero

Tano Romano: “Me da mucha tristeza que las canciones de Hermética sigan vigentes”

IDEALPOLITIK | 4 de marzo de 2019
Por: Juan Provéndola

El Tano Romano es sinónimo de heavy metal. Lo es su nombre y, sobre todo, su guitarra, encargada de patentar un sonido fundacional del género en Argentina a través de Hermética, uno de los baluartes de la cultura pesada criolla. Antes de cruzarse con Ricardo Iorio en 1987 ya había formado Cerbero, mientras que después de la H armó Malón con sus ex compañeros y, más adelante, Visceral y Razones Conscientes. “En todas esas bandas mi función fue siempre la misma: hacer que suene heavy metal”, explica el Tano, nacido en Villa Insuperable, La Matanza. “Quise ser heavy metal el día que escuché a Black Sabbath, Deep Purple, Motörhead y todas esas bandas. Y lo que me llegó es el sonido, lo musical, porque no entendía las letras en inglés, entonces la voz era para mí otro instrumento musical más”.

Hoy Antonio Romano le pone sus cuerdas a tres proyectos simultáneos: Malón (con quien regresó en 2011), el homenaje a Hermética que aquella banda hace bajo el nombre “La H No Murió” y una carrera solista que está cerca de arrojar su segundo disco. “En realidad no es un proyecto solista; lleva mi nombre pero es una banda que completan Eddie Walker en bajo, Pablo Hentsch en batería y Orlando Riveros en voz”, aclara en diálogo con IDEALPOLITIK el Tano. “Y son todos muy buenos, salvo yo”

El disco que están trabajando sucederá a “Uno”, de 2017. Y, aunque cada uno tiene su talento, todos colaboran en la letra y música de las canciones. “Nos ayudamos entre todos, estamos muy comprometidos y lo hacemos con mucha responsabilidad”, afirma a este medio el Tano. Y da un ejemplo: “Ensayamos bastante, incluso a la mañana. A veces arrancamos a las 10.00, hasta que se hacen las 14.00 y seguimos tocando”

“Yo me definiría como un músico de corazón”, se describe a sí mismo Romano. “Hay músicos que tienen más facilidad que otros, que aprenden mucho más rápido que otros. Y bueno… yo estoy entre los otros, jaja. A lo mejor me encantaría tener un poco más de virtusismo… pero no me sale. Sé poco de música y trato de sacar lo mejor posible de eso”

Respecto a su dinámica compositiva, cuenta que “a veces me pongo horas con la guitarra y no aparece nada nuevo, hasta que de repente algo mágico sucede y surge una melodía o un riff que me movilizan. Entonces hago algo muy simple: me imagino entre el público, escuchando la canción en vivo. Y si me sigue atravesando le doy para adelante”. Así, asegura, salieron el riff de “Evitando el ablando” o el solo de “Soy de la esquina”: “Líneas de guitarra que la gente corea y con las que se emociona. Lo cual, por supuesto, también que me emociona a mí”

RP.- Tu anterior disco solista es de 2017, mientras que en 2015 publicaron el hasta ahora único álbum con canciones nuevas de Malón tras el regreso. ¿Cómo evaluás cinco años después aquel material tan esperado?

Quedé muy contento con “Nuevo orden mundial” de Malón porque creo que es un discazo. La vuelta trajo un montón de emociones y cosas lindas que nos ayudaron a grabar esas canciones juntos después de catorce años. Las compusimos con muchas cosas que teníamos de antes. Por ejemplo, cosas que yo hice estando en otros proyectos pero pensando: “Qué bueno hubiese sido esto para Malón”.  

Hoy, lo que se te ocurre podés grabarlo hasta con un celu y guardártelo. Entonces, cuando me pongo a zapar, grabo todo. Porque después de dos horas de estar tocando solo, algo aparece, un riff o una melodía. Más adelante lo busco, lo corto y me lo guardo. Siempre tengo en mi compu una carpeta con pedacitos de pedacitos. Al momento de componer el nuevo disco de Malón recurrí a esa material y encontramos muchas cosas. Quedaron canciones muy polenta y cositas que antes no habíamos hecho. Creo que fue un disco que estuvo a la altura de lo que la gente esperaba de Malón.

RP.- ¿Cómo surge La H No Murió? ¿Es una manera de sacarse las ganas de hacer algo con la obra de Hermética después de las constantes negativas de Iorio?

Surgió porque todo el tiempo la gente nos pedía canciones de Hermética. Porque en cada lugar donde te cruzás con un metalero y te reconoce, la H aparece en la conversación. Y estoy orgulloso de haber sido parte tocando en tantos lados, componiendo canciones y generando algo tan lindo no sólo en la gente, sino en nosotros mismos. 

Yo ya había hecho una especie de homenaje cuando cumplí 25 años en la música con un show en donde la mayor parte del repertorio era de Hermética. Y el lugar se venía abajo ante cada una de esas canciones. Se siente una emoción difícil de describir. Después, cuando volvimos a tocar con Malón, era un poco como cuando viene Ozzy a Argentina: nos encantan sus canciones, pero también estamos esperando que haga algo de Sabbath. Y eso que él es sólo un ex; nosotros, en cambio, tres. De tanto tocar eso, nos dijimos: ¿or qué no hacemos un homenaje? Sería una alegría para la gente y nosotros nos sacamos las ganas de hacer todos esos temas. Como hace Megadeth: tocar un disco entero, pero con el sonido de hoy. Así surgió la idea de hacer completo “Ácido Argentino” versión 2018, además de canciones de los otros discos de Hermética. Con la diferencia de que en esa época sólo nos interesaba salir a tocar y punto, y ahora nos esmeramos en una puesta de luces y sonido de nivel internacional. Realmente estoy muy contento y orgullo de poder disfrutar estos temas a mis 56 años.

RP.- ¿Qué te genera notar que aquellas canciones de alrededor de 30 años aún siguen vigentes?

Mucha tristeza. No sé si lo hubiese imaginado así en ese entonces, cuando las compusimos y las grabamos. Pero lo cierto es que no sólo no se solucionó nada de lo que las letras de Hermética registraban o denunciaban, sino que además sumamos otros quilombos peores. Ojalá esas canciones se hubiesen quedado en el pasado como el mero documento de un recuerdo. Para hoy poder decir: “Pensar que hace veintipico de años pasaban estas cosas, y ya no”. 

RP.- Los primeros shows de La H No Murió coincidieron con la desaparición de Santiago Maldonado, y en uno de ellos el público cantó al unísono por él después de “Olvídalo y volverá por más”, canción que dice “la muerte es ocultar la verdad, el vacío es dejarse mentir”. ¿Cómo procesás las reapropiaciones que el público hace de tus canciones?

Que las canciones generen eso en la gente está bueno. Es una manera de descargar, gritar y pedir justicia. Las letras son documentos que piden eso: que la gente no olvide y, de alguna manera, se despierte y reaccione. Lo cual, en este caso, ocurrió con el reclamo de Maldonado aquella noche. Por otro lado creo que aportó mucho a esa emoción la versión que hace Claudio O’Connor de la canción. Cuando en los ensayos la escuchaba cantada por él con sus distintos colores de voz también me generó cosas movilizadoras. (www.IDEALPOLITIK.com.ar) 

 

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué te parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.