SáBADO 19.01.2019
Whatsapp: (221) 571.0138
Últimas noticias  
Cultura | Documento histórico IDEALPOLITIK

Alemania y la tradición navideña del calendario de adviento

IDEALPOLITIK | 26 de diciembre de 2018
Por: Paula Campana

Navidad es la época más maravillosa y colorida del año, las tradiciones navideñas difieren según el lugar del mundo dónde te encuentres, pero en todas partes el significado será el mismo, un día para pasar en familia y estar agradecidos con la vida. Durante estas fechas, el mundo se impregna de la magia de la Navidad, y la gente parecería estar más feliz.

Indistintamente de si lo celebras por motivos religiosos, culturales o personales, la Navidad ha creado una serie de costumbres y rituales muy interesantes alrededor del mundo, hoy te compartimos sobre la tradición alemana del calendario de adviento.

Los calendarios de adviento tienen como objetivo endulzar el tiempo de espera previo a la Nochebuena, pueden ser comprados o caseros y podrían contener golosinas, juguetes, dinero, entre otros tantos. Los calendarios de adviento son un éxito de ventas en Alemania y en el mundo.

La tradición inicial data del siglo XVI cuando el reformador Martín Lutero hizo de la Navidad una fiesta familiar con regalos para los niños. En Alemania los niños reciben sus obsequios el 06 de enero, en el Día de San Nicolás, día de reyes en Argentina, por lo cual el tiempo de espera para poder abrir sus regalos se alargó. Con el fin de facilitar esta espera para los ansiosos niños, fueron surgiendo muchas tradiciones como, por ejemplo, el calendario de adviento.

Antiguamente, muchos de las familias más humildes sólo pintaban con tinta indeleble veinticuatro rayas en la puerta de la casa y cada día un niño podía borrar una conforme pasaban los días, otras familias colocaban pajas en el nacimiento del niño Jesús;  velas y tiras de papel para arrancar son otras variantes de esta tradición. Mientras que, en las casas de las familias más ricas los niños recibían golosinas.

En el año 1902, la Librería Protestante de Hamburgo lanzó al mercado el primer calendario de adviento impreso, y, un año después, el editor muniqués Gerhard Lang comenzó a vender imágenes coloridas para ser recortadas y pegadas en las veinticuatro casillas del calendario de adviento.

Los primeros calendarios que tenían pequeñas puertas o ventanas salieron al mercado apenas en 1920, y, detrás de cada una de las veinticuatro ventanitas se escondía una imagen ya que, en la época del nacionalsocialismo solo se imprimieron imágenes de figuras de cuentos de hadas y de dioses germanos. A partir de 1950, el calendario de adviento se volvió popular en cada rincón de Alemania, convirtiéndose en un producto barato de consumo masivo, las versiones del mismo fueron variando y de a poco incluirían chocolates, caramelos y pequeños juguetes.

Hasta llegar a ser lo que son hoy en día, dónde encuentras en las tiendas calendarios de adviento para todos los gustos y miembros de la familia, existen calendarios que contienen cremas faciales, maquillaje, golosinas dulces o saladas, juguetes y hasta golosinas para perros y gatos. De esta manera todos en casa pueden tener su calendario de adviento.  Incluso, cada vez más casas en las ciudades son transformadas en gigantescos calendarios de adviento, dónde cada día literalmente se abre una ventana o puerta. El calendario de adviento más grande del mundo se encuentra en Leipzig, y sus puertas miden más de tres metros cada una. (www.IDEALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué te parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.