SáBADO 24.02.2018
Whatsapp: (11) 2031 0146
Últimas noticias  
Cultura | Documento histórico IDEALPOLITIK

Nelson Mandela, la revolución a través de la paz

IDEALPOLITIK | 15 de enero de 2018
Por: PAOLA RODRÍGUEZ

Nació en Mvezo, una pequeña aldea situada al sur de la extinta Unión Sudafricana, el 18 de julio de 1918. Su nombre al nacer era Rolihlahla, que significa “revoltoso” en xhosa, su idioma materno. Sus padres fueron Gadla Henry Mphakanyiswa, consejero real de su tribu, y Nosekeni Fanny. Creció de forma sencilla jugando fuera de casa y cuidando el ganado, como todo niño de la tribu Tembu.

A los siete años, sus padres decidieron que necesitaba una educación formal, y lo enviaron a una escuela cercana. En ese lugar le pusieron el nombre de Nelson: los ingleses cambiaban el nombre de todos los niños tribales para que fuera fácil de pronunciar. Durante sus estudios secundarios comenzó a tener contacto con otras maneras de pensar, otras culturas y costumbres, aunque siempre mostró un especial interés por la historia de los pueblos ancestrales de su país.

En su juventud se adaptó al sistema de vida británico e inició sus estudios en la Universidad de Fort Hare, con el transcurrir de sus días como universitario, comenzó a dar signos de su disconformidad, integrando grupos estudiantiles que exigían mejoras en las condiciones de dicha institución, por lo cual fue expulsado.

Retomó sus estudios formales de derecho en la Universidad de Witwatersrand, donde vivió el racismo y emprendió verdaderamente su actividad política, afiliándose al Congreso Nacional Africano, con una singular afinidad a su línea moderada.

Su activismo se aceleraría al tomar el poder el Partido Nacional, en 1948, que creó leyes conocidas como Apartheid: estas consistían básicamente en una política de separación racial, no sólo en lo jurídico, sino también en cuanto a espacio físico. Blancos y negros debían cumplir sus actividades sin juntarse.

Nelson Mandela fundó un movimiento armado que intentó una lucha mediante el sabotaje y la violencia, aunque tratando de impedir víctimas en lo posible. En 1962 fue arrestado, acusado de terrorismo y conspiración para derrocar al gobierno. No se logró su condena a muerte, pero fue condenado a cadena perpetua en la prisión de la Isla Robben, donde pasó 18 años.

Este juicio mostró a la humanidad el racismo que se vivía en Sudáfrica, y se promovieron campañas por su liberación desde todos los países del mundo. En 1989 asumió la presidencia Frederik de Klerk, en disconformidad con el régimen del apartheid. La primera medida política de su mandato fue la excarcelación de los condenados por
actividades anti-racistas.

Mandela dejó la prisión el 11 de febrero de 1990. En 1993, ambos líderes recibieron en conjunto el Premio Nobel de la Paz. Posteriormente, y con su partido legalizado, Mandela se presentó como candidato a las elecciones generales de 1994, las cuales ganó con un amplio margen. Comenzó políticas de modernización, y reconciliación: su primera medida fue nombrar para la vicepresidencia al saliente De Klerk.

Rolihlahla, el “revoltoso” ha pasado a la historia como el líder que prefirió siempre la vía pacífica para la solución de los conflictos. Su pueblo lo reconoce y recuerda con el título correspondiente a su clan: Madiba y la humanidad lo inmortaliza como el hombre que lucho pacíficamente por los derechos humanos. (www.IDEALPOLITIK.com.ar)

 

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué te parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.