VIERNES 15.12.2017
Whatsapp: (11) 2031 0146
Últimas noticias  
Municipios con Historia | Conociendo la provincia IDEALPOLITIK

Luján: Capital de la fe

IDEALPOLITIK | 4 de diciembre de 2017
Por: PAOLA RODRÍGUEZ

En 1536 se fundó el primer fuerte en honor a la Virgen protectora de los navegantes, llamado "Puerto de Santa María del Buen Aire". Alrededor de 800 españoles se asentaron en este territorio, y uno de ellos dejó como legado su apellido a un pueblo: el capitán Pedro de Luján, que perdió su vida en las orillas del río luchando contra la amenaza de la época, los Querandíes.

Decepcionados por la derrota con los aborígenes, los conquistadores no tardaron en abandonar estas tierras. De esta forma, el ganado vacuno y caballar empezó a multiplicarse a gran escala y en estado salvaje. Los Querandíes comenzaron a familiarizarse con estos animales y a adquirir una gran destreza en el manejo del caballo, dando origen a los malones.

En 1580, los españoles volvieron a construir un fuerte, esta vez bajo las órdenes de don Juan de Garay, que lo fundó en el mismo lugar donde lo había hecho don Pedro de Mendoza. El río era llamado Luján, y la región que éste atravesaba, era denominada "Valle de la Muerte", "Valle de la Matanza", o "Valle de Corpus Christi", por la batalla del 15 de junio de 1536.

Dentro de esta zona había posiblemente un sauce, que se llamó “el árbol solo”, este sirvió de referencia geográfica para el reparto de las tierras. Las primeras estancias en esta región fueron adjudicadas en los primero años del siglo XVII.

En el año 1630 era Lima la capital del Virreinato, sin embargo el centro cultural y económico de América del Sur tenía lugar en Potosí. En consecuencia, los viajeros que partían desde Buenos Aires estaban obligados a atravesar por el vado del río que se encontraba en las cercanías de un punto geográfico llamado "el árbol solo".

La devoción hacia la Virgen María, data del año 1630: una carreta que transportaba dos estatuillas de su imagen -una representando la Inmaculada Concepción y otra la Maternidad de María- se quedó detenida en la actual localidad de Zelaya, perteneciente al actual partido de Pilar, por la presencia de la efigie de la Inmaculada Concepción, lo que se interpretó como una decisión divina.

Después de 41 años, la hacendada Ana de Matos compró la Virgen María y la trasladó hasta su estancia, sobre la cual actualmente se levanta la ciudad de Luján. En 1682, Ana de Matos donó la Virgen María a una superficie circular en torno a su templo, y una parte de su estancia de la otra banda del río. Desde ese momento se formó una aldea y la Virgen fue conocida como Virgen de Luján.

Después de 73 años, el alcalde ordinario del Cabildo de Buenos Aires don Juan de Lezica y Torrezuri, en nombre los vecinos de la aldea formada hacia 1738 en torno al templo parroquial, pidió al gobernador de Buenos Aires, José de Andonaegui, y al rey de España, Fernando VI, el título de villa para esa población y la consiguiente instalación de un cabildo.

El 17 de octubre de 1755 Andonaegui consiguió su pedido y consagró la localidad Villa de Nuestra Señora de Luján, por la importancia de la Virgen en la formación de la aldea favorecida. Así nació y todavía prospera Lujan, capital de la fe. (www.IDEALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.