VIERNES 15.12.2017
Whatsapp: (11) 2031 0146
Últimas noticias  
Municipios con Historia | Conociendo la provincia IDEALPOLITIK

San Antonio de Areco, cuna de la herencia gaucha

IDEALPOLITIK | 20 de noviembre de 2017
Por: Paola Rodríguez

Antes de la conquista española, la región estaba dominada por los Querandíes. Estas tribus fueron desapareciendo  y se constituyó el mestizaje entre indígenas, esclavos negros  y conquistadores. De esta forma se constituye el icónico gaucho de las pampas bonaerenses.

Su nombre  se debe al río Areco, aunque hay dos versiones históricas con respecto a esto. Algunos historiadores afirman que corresponde a un  oficial español de apellido Areco, que combatió a los aborígenes del lugar. Otros sostienen  que el nombre del río se debe a que en sus orillas crecía la "areca", una planta orillera que los indígenas utilizaban para producir una pasta masticable que llamaban “buyo”.

En 1728, dentro de la estancia del español don José Ruiz de Arellano, se construye una capilla dedicada a San Antonio de Padua como pedido y promesa por el cese de los malones.

Ruiz de Arellano era descendiente de Sancho V, rey de Navarra, y había llegado al virreinato del Río de la Plata en el año 1662.

Dos años más tarde el Cabildo Eclesiástico de la Ciudad de Buenos Ayres declara a San Antonio de Areco como una de las primeras siete “parroquias de campaña”, firmándose el documento el 23 de octubre de 1730. Así nace el pueblo.

Desde su origen pasaron veinte años. En julio de 1750, Ruiz de Arellano donó la capilla y  mil varas de frente sobre el río Areco por 9 mil de fondo para que se concretara la fundación de un pueblo.

En la etapa de la independencia, Areco contribuye con Juan H. Vieytes, uno de los hombres más brillante de la Revolución.

A mediados del siglo XIX, llegaron a San Antonio de Areco nuevos  inmigrantes europeos. Una nueva fusión se generó en la localidad: la del gaucho con la del inmigrante, representado en “el paisano” de los pagos de Areco.

En 1926, Ricardo Güiraldes, hijo de una familia local, vuelca en su novela “Don Segundo Sombra”  tres siglos de historia, actualmente traducido en más de diecinueve idiomas. La obra fortalece el vínculo entre los arequenses  y su tierra, sus raíces, su legado.

En 1939, un grupo de lugareños organizan la fiesta de la Tradición. Actualmente es la celebración criolla más antigua del país. San Antonio de Areco es la cuna de la tradición, sus tierras aún conservan el espíritu de don Segundo  Sombra, personaje inspirado en Segundo Ramírez,  un gaucho que trabajó y vivió en la estancia La Porteña, patrimonio de la familia Güiraldes. (www.IDEALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.