MIéRCOLES 20.09.2017
Whatsapp: (11) 2031 0146
Últimas noticias  
Política de Medios | Informe IDEALPOLITIK

Santiago Maldonado, y todos los demás también

IDEALPOLITIK | 4 de septiembre de 2017
Por: SANTIAGO ALBIZZATTI

La semana política nacional y bonaerense se vio atravesada de lado a lado por la marcha por Santiago Maldonado, y nadie quedó afuera. En Av. Rivadavia y Callao, en Plaza Constitución, en Alem y Tucumán, en Av de Mayo y 9 de Julio, en Av de Mayo y Tacuarí, en Av de Mayo y Chacabuco, y en Av Belgrano y Piedras se acumulaba una multitud de jóvenes con imágenes en blanco y negro del rostro de un artesano militante, “un militante de la ternura”, como lo apodó una amiga, que un día fue a una manifestación por los derechos de la comunidad Mapuche y desapareció sin dejar rastros.

Los más cercanos aparecieron en los medios de comunicación describiendo a su amigo como “un hombre comprometido con las ideas que le interesan”. Fue llamativo notar que prácticamente todos los medios de comunicación ya hablan de Santiago en tiempo pasado. “Santiago “fue” un tipo que defendía las causas que creía que eran justas”, publicó La Nación. El periodista no entendió aun el reclamo, que no radica en pedir la aparición de su cadáver, sino la de volver a verlo con vida. Una democracia tan joven como la argentina no se puede permitir otro desaparecido. No hay más lugar para este tipo de lágrimas.

Algunos criticaron a Cristina Fernández, machacándole un supuesto uso político del asunto. “¿Y dónde está Julio López?”, le retrucan. La pregunta es válida a todas luces. Julio López, testigo clave en el juicio contra el genocida Miguel Etchecolatz, desapareció delante de todo el mundo como en un macabro truco de magia, horas después de que el ex jefe de la policía bonaerense durante la dictadura haya mostrado un papelito con su nombre. Y nadie más volvió a verlo. Fue en pleno 2006.

La presión para abandonar el cargo se solidifica sobre los hombros de Patricia Bullrich, que recibió un (¿último?) espaldarazo de parte de Marcos Peña. La Plaza de Mayo en llamas y los incidentes en El Bolsón recordaron tiempos pasados en los que una multitud agobiada, cansada, harta, dio por tierra al gobierno. El jefe de Gabinete se trepó al atril de la Casa Rosada y pidió “prudencia, tranquilidad y paz” para resolver el caso, y de paso darle un respiro a un gobierno que cuando pensó que se podía tomar unos minutos para festejar el “empate virtual” entre Esteban Bullrich y CFK, se encontró con el país en llamas.

Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, asegura que su paciencia se terminó. "Un tipo que tiene 17 empresas offshore en Panamá no pasa nada, es un buen tipo. En cambio a mi hermano, que gasta lo menos posible, colabora con quien puede, es solidario y apoya diferentes causas, se lo cuestiona. Eso me da bronca". A miles de kilómetros ideológicos de distancia, Horacio Rodríguez Larreta se tomó unos minutos para dar un discurso en el que explicó que los daños de la marcha sumaron unos ocho millones de dólares, e instó a los vecinos a “dar una mano” para pintar las paredes.

Mientras todos intentan salvar la propia ropa y, de paso, el sueldo, Santiago Maldonado no está. Una persona de carne hueso con amigos, familia, ideas, cosas buenas y cosas malas, que hoy pareciera no estar en ningún lado. El último de una larga, triste e indignante lista. Una lista que debe repetirse hasta el hartazgo y más allá, hasta que obtengamos respuestas. Santiago Maldonado, Miguel Bru, Luciano Arruga, María Cash, Marita Verón, Sergio Ávalos, Florencia Penacchi, Sofía Herrera y los 13 desaparecidos durante el gobierno de Raúl Alfonsín; los 62 que desaparecieron durante el gobierno de Carlos Menem; los 12 de De la Rúa; los 14 entre PuertaCamañoRodríguez Saá y Duhalde; y los 70 entre los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. ¿Dónde están? (IDEALPOLITIK.com.ar)

 

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.