SáBADO 19.08.2017
Whatsapp: (11) 2031 0146
Últimas noticias  
Municipios con Historia | Conociendo la provincia IDEALPOLITIK

General Lavalle: Historias de la tierra de Santos Vega

IDEALPOLITIK | 24 de julio de 2017
Por: SABINO MOSTACCIO

En 1580, Hernando Arias de Saavedra emprende una expedición que exploró parte de la actual provincia de Buenos Aires, llegando hacia donde hoy día se encuentran las sierras de Tandil, y esto lo convirtió en el primer europeo en visitar el llamado” Rincón del Tuyu” -tal es el nombre puesto por los indígenas guaraníes que acompañaron a conquistador-.

En 1587 Juan de Garay visitó también la zona donde hoy se sitúa el partido de General Lavalle, y de inmediato supo apreciar las ventajas que, como puerto natural, ofrecía la ría de Ajó (“barro blando” en dialecto indígena). A mediados del siglo XVIII misioneros jesuitas y franciscanos empezaron a evangelizar a los nativos de la zona y a cartografiar la comarca. Destacaron en esta tarea los padres Tomas Falkner y José Cardiel, quien bautizó como San Clemente al arroyo cercano, que desaguaba en el mar.

A fines del siglo XVIII, se instalan los primeros pobladores hispanos y criollos y empiezan las primeras explotaciones agropecuarias. Destacan entre los pioneros Rafael Velázquez y Ángel Fulco. La zona, a diferencia de otras poblaciones de la provincia, no sufrió problemas derivados de malones indígenas y empezó a prosperar rápidamente. Se formó en la ría un puerto primitivo, que para 1810 destacaba por su actividad, ante el bloqueo al que los realistas sometieron al puerto de Buenos Aires tras la Revolución de Mayo. La zona, también, ofrecía refugio a muchos contrabandistas en tiempos de la colonia y durante las Guerras de Independencia.

En 1825, Juan Manuel de Rosas, propietario de grandes tierras al sur del rio Salado, impulsó junto al agrimensor Senillosa el loteo y urbanización del partido de Monsalvo y del Rincón de Ajó, proyecto que quedó truncado por la Guerra contra Brasil, primero (en donde el puerto de Ajó se reveló clave para romper el bloqueo naval brasileño) y luego por las guerras civiles entre unitarios y federales.

El 20 de diciembre de 1839, el gobernador Rosas desmembró el partido de Monsalvo y crea el de Rincón de Ajo, a propuesta del comandante en jefe del 5º Regimiento asentado en Dolores, coronel Narciso del Valle. Se nombraron las respectivas autoridades, encabezadas por un juez de paz, pero durante más de 30 años, el partido careció de una ciudad cabecera.

Durante las décadas siguientes prosperó la región y tal desarrollo atrajo a muchos paisanos y colonos. Entre los gauchos de la zona destaca el mítico Santos Vega, inmortalizado como el arquetipo del payador en la literatura gauchesca argentina, y cuya vida está rodeada de un halo de misterio y leyenda. Bartolomé Mitre incluso se interesó por socumentar su vida y dio por probada su existencia y su residencia en el Rincón de Ajó, y que tras una vida intensa habría sido sepultado donde hoy día se halla el Museo Regional de General Lavalle. También, un festival y un monumento levantado en 1946 honran su memoria hasta el día de hoy.

En 1863, el juez de paz Justo P. Lynch aprueba un proyecto vecinal para crear una cabecera de partido, que fue refrendado en 1864 por el gobernador Mariano Saavedra, quien ordeno la primera traza, con lo cual nace le pueblo de General Lavalle, en la margen derecha del arroyo de Ajó. En 1868 el pueblo es declarado cabecera de partido y en 1870, ante el auge que tomaba la industria saladeril en la nueva aldea, el agrimensor Vicente Sousa realiza un nuevo trazado para General Lavalle, el cual queda consolidado definitivamente.

En junio de 1877 una inundación afecta gravemente al pueblo y muchos de sus pobladores se ven obligados a abandonarlo. También, la aparición del frigorífico y el fin de la industria del saladero hacia mediados de 1880, obligan a una reconversión del partido, que se orienta hacia la actividad agrícola ganadera y a la realización de obras públicas, procediendo a la construcción de un faro en la desembocadura del arroyo San Clemente, entre otras, y al dragado de la bahía, entre otras. En 1885, se ensancha el pueblo incorporando nuevas tierras y afluyen nuevos colonos, en su mayoría inmigrantes, que inauguran una nueva época de esplendor. El 19 de octubre de 1891, queda fijada la denominación actual de General Lavalle, para todo el partido.

Con la llegada del nuevo siglo, comienza una nueva época para el municipio. En la década de 1930, comienzan las obras viales en la costa atlántica y empiezan a surgir nuevos balnearios, ante el auge que empieza a tomar el turismo. En tierras de General Lavalle, se fundan San Clemente del Tuyu, en 1936, y Mar de Ajó al año siguiente. Esto suma un nuevo perfil productivo a la región. Con el tiempo, irán formándose nuevos balnearios. En la década de 1940 finaliza el trazado de la ruta 11, que impulsa la nueva industria turística, y para evitar nuevas inundaciones, se realizan obras de desagüe y canalización. El 11 de junio de 1978, se promulga la ley 9024, la cual crea los “municipios urbanos” de la Costa, escindiéndose de General Lavalle las localidades de San Clemente, Las Toninas, Mar del Tuyu, San Bernardo y Mar de Ajó, que pasaron a conformar el nuevo Partido de la Costa.

No obstante, General Lavalle hoy día se ha consolidado como centro tradicionalista y turístico rural, donde la memoria de Santos Vega tiene un papel importante, y como punto de tránsito para muchos turistas que viajan cada verano a la costa atlántica, y con los ecos de un pasado rico y vivido, se dirige raudo hacia la senda del futuro. (IDEALPOLITIK.com.ar)

 


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.