JUEVES 19.10.2017
Whatsapp: (11) 2031 0146
Últimas noticias  
Municipios con Historia | Documento histórico IDEALPOLITIK

Chascomús: Mirando hacia los ojos de la gran laguna

IDEALPOLITIK | 12 de junio de 2017
Por: SABINO MOSTACCIO

En lengua mapuche, Chascomús significa agua muy salada. La comarca de la laguna estuvo poblada durante siglos por tribus indígenas, hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI. Juan de Garay fue el primer europeo que exploró la zona, hacia 1582.

Luis Gaytan, en 1640, establece una estancia en la zona, convirtiéndose este criollo descendiente de una prominente familia de Asunción del Paraguay, también establecida en Buenos Aires, en el primer poblador registrado de la zona de la actual Chascomús.

Durante el resto del siglo XVII y XVIII la zona atrajo la atención del Cabildo de Buenos Aires por las célebres “vaquerías”, expediciones donde se cazaba el ganado cimarrón por entonces abundante en la pampa, pero hacia 1740 las autoridades coloniales empezaron a estudiar la idea de fortificar la zona en previsión de ataques indígenas, ante el insistente pedido de estancieros prominentes de la región.

La extensión de la frontera al sur del Salado, no obstante, se materializó recién en 1779, cuando el virrey Juan José de Vertiz y Salcedo encomendó al comandante de Blandengues, Pedro Nicolás Escribano, la fundación del Fuerte San Juan Bautista de Chascomús, para fortificar la ruta que unía Buenos Aires con la recién fundada Carmen de Patagones, a orillas del rio Negro.

Los primeros pobladores fueron milicianos y sus familias, junto a muchos gauchos e indios de la zona. A medida que reino la paz en la frontera, las primeras dos décadas del siglo XIX, Chascomús prosperó y en 1801 fue erigida como partido, siendo su primer alcalde de hermandad, Juan Lorenzo Castro.

Algunos vecinos participaron en las Invasiones Inglesas, en la Reconquista y Defensa de Buenos Aires, en 1806 y 1807, y durante las Guerras de Independencia, en los ejércitos patrios. Chascomús fue lugar de internamiento de algunos prisioneros realistas y base de abastecimiento del ejército patrio. En 1826 comenzó a funcionar en la boca del Salado un pequeño puerto que hizo muy lucrativo el comercio de la zona, y Chascomús prosperó, a pesar de la Guerra contra Brasil y de las guerras civiles que devastaban la provincia.

Molestos por el bloqueo francés al Rio de la Plata (1838-1840), que perjudicaba sus intereses, algunos estancieros apoyaron el levantamiento unitario de los “Libres del Sur”, iniciado en Dolores en 1839. No obstante, el mismo fue aplastado por las tropas de Juan Manuel de Rosas y los rebeldes diezmados. Muchos pobladores fueron despojados de sus tierras y huyeron, mermando visiblemente la población del partido.

Hacia 1860, al pacificarse la provincia, empieza Chascomús a recuperarse. De este periodo destaca la pintoresca “Capilla de los Negros”, iglesia levantada por esclavos libertos de la zona hacia 1862, y construida por el célebre arquitecto Juan Senillosa. En 1865 llega el ferrocarril, y con él, nuevas familias de colonos e inmigrantes, que se suman a las viejas familias criollas y constituyen una vibrante comunidad, a tal punto que en 1873 es declarada ciudad la población cabecera del partido homónimo.

Se destacará especialmente por su riqueza agrícola y ganadera, y con la llegada del siglo XX, con la explotación ictícola y pesquera de las “Lagunas Encadenadas”. La construcción de la ruta nacional 2, hacia 1935, que la unía con Mar del Plata y con la Capital Federal, impulsó una naciente industria turística, que al día de hoy continúa redituando a la ciudad y su gente.

Conservando aun su aire de pueblo pero imbuida de su espíritu de progreso, mentalidad de sus insignes pioneros, pueblo por demás servicial y amable, continua Chascomús sembrando patria en los comienzos del siglo XXI. (IDEALPOLITIK.com.ar)

 

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.